domingo, 28 de octubre de 2012

TRADICIONES DE SANTA ANA

TRADICIONES DE SANTA ANA


TRADICIONES Y COSTUMBRES:La Semana Santa:
antiguamente la semana santa no se celebraba como en estos tiempos esta iniciabaa las 7 de la noche del miércoles santo, con el rezo penitencial llamado las tinieblas; después del rezo seapagaban todas las luces de la iglesia (en ese tiempo no había luz eléctrica, solo candiles o lámparas degas) y los asistentes con todo respeto y reverencia empezaban a tocar las bancas, sillas y mesas. Esteacto era acompañado, desde la puerta de la iglesia, por el sonador de un tambor de cuero de venado y elrepique de las campanas y de las campanitas que sirven para el acto de comunión. Esto duraba entretres a cuatro minutos. Finalizando esta acta todos los presentes salían hacia sus casas en orden y en unsilencio casi sepulcral. El jueves santo en horas de la tarde ponían “presa” a la imagen de Jesús a lado delos dos judíos en una cárcel hecha por los vecinos. El señor era amarrado de pies y manos y se lecolocaba la corona de espinas. Don Manuel Luna con un grupo de vecinos, elaboraba con todo esmero yrespeto una réplica del monte calvario donde era colocada la imagen y empezaba la hora santa queduraba toda la noche. Con anterioridad los encargados de la iglesia hacían una colecta entre los vecinos,para comprar pan, azúcar y café y hacer los tradicionales bollos peteneros. A las tres de la mañana maso menos se repartían a todos los presentes (casi toda la comunidad se reunía en la iglesia) el respectivobollito, pan y café. Toda la noche era de rezo y a las cinco de la mañana todos los habitantes de iban asus casas; nadie salía a trabajar ya que respetaban los días de la Semana Santa. Nadie comía carne,solo cosan, palmito o pescado.A la una de la tarde del viernes santo los habitantes se reunían en la iglesia a rezar el Santo Rosariofinalizando a las tres de la tarde con la última palabra que pronunció nuestro señor Jesucristo. Desde esemomento ya no se cantaba ni se tocaban las campanas pues Jesús había muerto. Únicamente se oía elgemir desde la puerta de la iglesia de las ya casi olvidadas matracas. El jueves, viernes y sábado erannoches de velación y todo el pueblo se reunía en la iglesia para rezar; era tiempo de meditación. Eldomingo a las cinco de la mañana, se tocaban las campanas se quemaban cohetes y siquitracas, secantaban cantos religiosos especiales para la ocasión, se tocaban las campanitas que se usan para elacto de comunión y todo era fiesta, pues se celebraba la resurrección de nuestro señor Jesucristo; alterminar todos los ritos en el patio de la iglesia se colgaba un muñeco representando a judas quien vendióa Jesús y se leía un testamento con chistes jocosos de la vida cotidiana de los vecinos y de lasautoridades de ese tiempo, eran testamento que se elaboraban con todo respeto ya que no se usabanmalas palabras, ni sacadas de trapitos sucios, todo se hacía con respeto, en esos tiempos no seconocían las procesiones, ya que la comunidad llegaba un sacerdote cada mil y cuando, quizá porque noexistían los caminos de terracería ya que solo se viajaba en bestia (caballos y mulas).Ahora la Semana Santa ha cambiado en el tiempo de cuaresma, cada viernes se saca en procesión lavenerada imagen del señor. El viernes santo a las cinco de la mañana los maestros, jóvenes y niños de lacomunidad se reúnen para elaborar alfombras multicolores de aserrín teñido que han diseñado conanterioridad, esta actividad surgió en 1993 del entusiasmo e iniciativa del maestro José Antonio RomeroBerges, mejor conocido como maestro tono, y con la colaboración de varios maestros y amigos del lugar.Cabe mencionar al reverendo padre José Barrau Atienza, sacerdote de origen español quien ha apoyadotodas las actividades y proyectos comunitarios.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada